El Grupo Euskaltel, operador líder en fibra óptica y servicios convergentes de telecomunicaciones en el norte de España, ofrece servicios de acceso a Internet, de televisión digital y telefonía fija y móvil en un mercado de 5 millones de personas y ha confiado a Gfi el outsourcing de su SI.

Euskaltel posee todos los elementos necesarios para ofrecer servicios de telefonía móvil (voz y datos a alta velocidad), dispone de una licencia 4G y desarrolla sus propios productos de manera independiente, siendo el MVNO (operador móvil virtual) principal del país por su número de clientes. Euskaltel es el operador móvil con mejor tasa de crecimiento en su mercado y posee la red de fibra óptica con más despliegue de su región. Su red cuenta con 346.700 kilómetros de fibra óptica. Esta infraestructura presta servicio a 834.509 viviendas y 156.774 empresas o establecimientos comerciales.

Los sistemas de información soportan prácticamente la totalidad de los procesos de negocio del operador. Su construcción ha seguido distintas fases: una fase inicial (de 2000 a 2004), una fase inicial de mantenimiento (de 2004 a 2007), una fase de mejora del mantenimiento a través de la implementación de un modelo de servicios (de 2007 a 2011), y una fase de outsourcing (a partir del 2012).

Desde 2007, Gfi ha colaborado con Euskaltel en la realización de distintos proyectos y ha mantenido su posición de proveedor principal para sus proyectos, cambios y transformaciones

Esta posición, obtenida en base al éxito alcanzado tras la ejecución de los proyectos, ha dado a Gfi la posibilidad de participar en los procesos de licitación para el outsourcing integral del SI de Euskaltel. El pliego de condiciones incluía todos los campos de mantenimiento (operación, soporte, correcciones, prevención y cambios), tanto para la infraestructura como las aplicaciones, tanto para los usuarios internos como para los servicios de IT proporcionados a los clientes empresariales o los servicios de ISP para clientes residenciales y empresas.

El contrato incluye igualmente el mantenimiento completo de los sistemas de información utilizados por Telecable (operador de telecomunicaciones en Asturias), que pertenecen ahora a Euskaltel. En su evaluación, Euskaltel solicitaba también la externalización de una parte de sus equipos de IT.

El objetivo era proceder a una renovación tecnológica, apoyándose en un partner experto para la ejecución de proyectos y la operación de servicios, apuntando a la reducción de costes en el marco de un contrato de una duración de 7 años, todo ello respetando las condiciones de trabajo de los equipos anteriormente empleados por Euskaltel y preocupados por la externalización.

Gfi fue seleccionado finalmente para la implementación y ejecución de este contrato por su fuerte conocimiento de la empresa, por su fidelidad como proveedor de Euskaltel y por la capacidad técnica demostrada en numerosos proyectos.

La puesta en marcha del contrato preveía una fase de transición de 4 meses, a fin de que Gfi pudiese prepararse para proporcionar los servicios de forma regular e integrar al nuevo personal. Esto incluía las etapas de diagnóstico, transferencia y operación previa.

Este servicio actualmente proporcionado por Gfi cubre la totalidad del mantenimiento de las aplicaciones y de la infraestructura de Euskaltel, así como la ejecución de proyectos específicos a demanda de la empresa. Estos últimos incluían la implementación de nuevos productos, como la evolución de su oferta comercial, de proyectos internos para el desarrollo de cambios, automatizaciones o nuevas aplicaciones, así como la ejecución de proyectos estratégicos o de gran dimensión para Euskaltel.

La gestión del servicio se realiza sobre la base de un modelo definido que prevé seguimientos semanales, informes mensuales de control de servicios y un reporting trimestral a la dirección en el que se evalúan: el estado de los servicios respecto a los compromisos del contrato entre Gfi y Euskaltel, peticiones de nuevos proyectos y de la volumetría de los servicios tratados tras el vencimiento del periodo.

La ampliación de los servicios externalizados permite a Euskaltel volver a centrarse en la gestión de sus clientes y de las ofertas que les propone. Esto es posible delegando a un tercero experto la ejecución de proyectos y el mantenimiento de las aplicaciones e infraestructuras operadas, aplicando las mejores prácticas, estándares y metodologías del mercado.

Además de los beneficios vinculados a la operación de servicios y aplicaciones, confiada a un experto, también es posible identificar otras líneas de actualización o evolución tecnológica que permiten a Euskaltel no solo una mayor eficacia de sus procesos de negocio, sino también incorporar y lanzar nuevos servicios o productos apoyándose en la experiencia del Grupo Gfi.

Notas de prensa

Palabras claveTelecomunicaciones

Compartir