El Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES) ha renovado su contrato con el Grupo Gfi. La empresa de servicios digitales garantizará durante un periodo de 4 a 6 años la infogerencia global y de transformación de sus infraestructuras y aplicaciones: servicios a los usuarios, mantenimiento en condiciones operacionales, supervisión, explotación, integración y producción de nuevos servicios.

 La DSI del CNES ha lanzado un ambicioso plan de dirección para su sistema de información mediante numerosos proyectos: gestión de la información, entorno de trabajo, gestión de datos del negocio, infraestructuras informáticas y de la red, control de riesgos, dominio del SI. Los desafíos son:

  • Situar a los usuarios en el centro de los servicios del SI y aportarles valor añadido;

  • Implementar una infogerencia industrial orientada a los servicios, que se apoye en los estándares del mercado, que esté externalizada y que demuestre proactividad, flexibilidad y seguridad;

  • Controlar los costes asociados, permitiendo su predicción y la transparencia de la valorización de los distintos servicios.

"Buscábamos un partner capaz de acompañarnos en nuestra transformación para forjar una nueva etapa. Gfi ha demostrado verdaderas capacidades industriales de producción de servicios asegurados, comprendidos y traducidos en soluciones para nuestros desafíos de transformación”, precisa Geneviève Campan, Directora de Sistemas de Información del CNES.

Actualmente, más de 140 personas, repartidas en los centros de Gfi en Toulouse, Nantes y París, se encargan de la producción informática del CNES.

Un completo compromiso en la modalidad de servicios

Nuestra óptima comprensión del ecosistema y los desafíos del CNES nos ha permitido responder a todos los puntos de su pliego de condiciones. Asimismo, hemos sabido desmarcarnos atendiendo a cuatro criterios principales:

  • Una fuerte gobernanza, compartida y orientada al negocio: hemos propuesto una gobernanza única, en la modalidad de servicios entre los diferentes equipos que intervienen. 

  • Una oferta industrial: hemos propuesto una oferta que atiende a las problemáticas de optimización de procesos y de costes derivados gracias a nuestros centros de servicios franceses en sitios seguros.

  • Una oferta ágil: la capacidad de adaptación y de transformación, de manera continua a lo largo del contrato, ha sido un elemento determinante.

  • Una transición social asegurada: gracias a nuestra fuerte implantación local y dinámica de crecimiento, hemos podido presentar las máximas garantías para la preservación del empleo en el área de Toulouse, punto especialmente importante para el CNES.

A lo largo del proceso de selección, nos hemos esforzado por entender y comprender a nuestro cliente, que había alcanzado ya un elevado nivel de madurez y deseaba replantear su estrategia. No se trataba de desmontar las soluciones ya existentes, sino de demostrar nuestra capacidad de transformación y optimización de los modelos, todo ello respondiendo al conjunto de retos en materia de seguridad.

Artículos relacionados

Compartir