La omnicanalidad se ha convertido en un desafío estratégico para los actores de VAD (Distribuidores de Valor Añadido), al adaptarse a las exigencias de clientes cada vez más conectados y que desean una relación ininterrumpida. Éste ha sido el caso de un grupo de venta de moda, que confió en el outsourcing de Gfi para la operación y la transformación de soluciones de este tipo.

En 2015, un grupo de venta de moda decidió externalizar la gestión de su solución omnicanal, en el marco del plan estratégico de sus accionistas. La idea era encontrar un socio capaz de valorizar sus activos de e-commerce y operar el servicio para las 21 marcas y filiales del grupo. Esto implicaba 5.000 colaboradores, 3.500 clientes de e-commerce de sus actividades de servicios y 20 millones de clientes del grupo en 20 países. Gfi fue seleccionada por sus exitosas experiencias alcanzadas como operador de e-business integral. Sus soluciones se han revelado como verdaderos aceleradores para los actores de la VAD, del sector de productos de gran consumo y de la venta al por menor, principalmente gracias a sus ágiles contratos de outsourcing.

El outsourcing y la aceleración de la transformación omnicanal

El desafío era grande: implicaba encargarse de un total de 270 empleados a tiempo completo, de los cuales 100 eran contrataciones de personal de la dirección de organización y SI de e-commerce del grupo. El outsourcing de Gfi comprende una oferta de cross-channel de procesos y soluciones tanto para el e-commerce, como para el marketing, logística y merchandising electrónicos. Todo esto proporciona un centro de datos de productos, un pricing dinámico, una valorización de las ofertas y una gestión de la relación con el cliente (con un conjunto de herramientas de los Centros de Contacto con clientes para los pedidos, entrega, facturación, gestión financiera…) que serán implementados para garantizar la transformación omnicanal del grupo.

Sostenibilidad de las soluciones y bajada del 30% de los costes

Nuestro compromiso se ha basado en la sostenibilidad de las soluciones de e-commerce y en una bajada del 30% del coste informático en las distintitas filiales durante una media de 3 años. Para ello, hemos asegurado las prestaciones de consultoría e integración, así como de soluciones SaaS y BPO, a los negocios de distribución y al conjunto de sectores afectados por la transformación digital. Por último, las capacidades de alojamiento del grupo han sido adquiridas y se expandirán a los medios de producción informática de Gfi, permitiendo reforzar la fuerte dinámica de crecimiento del Grupo en el mercado de la externalización informática en modo Cloud.

Artículos relacionados

Compartir