La innovación en Gfi tiene un enfoque estructurado y con resultados tangibles. Se basa en dos principios: aportar tanto al Grupo como a sus clientes una visión de su estrategia digital a dos años, y ofrecer soluciones para que encuentren su posición en el mercado.

Observar y cooperar

Innovar ya no es algo limitado al departamento de I+D de la empresa, sino que la innovación debe ser lo más abierta posible. Las empresas de hoy en día toman conciencia de sus ecosistemas y trabajan en su totalidad para lograr un objetivo a largo plazo. Convencidos de que la innovación no se limita a una única área, hemos desarrollado un proceso de innovación real, para explorar con un gran pragmatismo la tecnología, rompiendo con lo “tradicional”, para convertirlo rápidamente en una nueva práctica. Para alcanzarlo, el Grupo ha elegido crear un observatorio de las tendencias, con una línea de observación de las startups y su increíble agilidad al servicio de lo esencial: las tecnologías del futuro. Pero la observación no es más que una primera etapa. El objetivo, a la larga, es introducir un proceso industrial que incluya las competencias y los instrumentos tecnológicos de proyectos maduros. Éste es el objetivo del programa Connect & Develop fundado por Gfi y que se estructura alrededor de una asociación al marco jurídico claramente definido con empresas jóvenes de gran potencial.

El programa no es exclusivo a las startups, sino que también concierne a todo el entramado industrial y académico sin el cual no existiría la innovación. Las asociaciones con grandes escuelas y centros de investigación científica tienen por objetivo examinar las posibilidades sin la presión de la competencia o de lanzar nuevos productos al mercado. La perspectiva es así más eficaz. Por el contrario, los partners industriales permiten identificar las necesidades más urgentes de innovación, operando rápidamente en un mercado maduro.

Al final, ¿qué sería de la innovación tecnológica sin innovación en el trabajo? Gfi recluta los mejores perfiles de cada área y valoriza sus competencias. Estos profesionales pueden ser el inicio de grandes innovaciones. Identificarlos, acompañarles y ayudarles en su desarrollo es un desafío, quizás incluso una vocación. Para triunfar en esta apuesta por la innovación, Gfi pone en marcha un proceso estructurado, apoyado por un sistema de gestión basado en el compromiso.

Ejecutar con método

Cuatro etapas extremadamente estructuradas han pasado las innovaciones más interesantes de Gfi en estos últimos años. ¡Pero aún queda recorrido! Como apoyo de este proceso riguroso, la comisión de Innovación se declina en cuatro formaciones.Por un lado, el Comité de Innovación, para detectar las mejores ideas y realizar una primera selección. Responsable de las relaciones entre partners, la misión se basa en una animación dinámica y multi-partner del proceso: empleados, doctorandos, startups..., pero también partners institucionales europeos y el Estado, sin olvidar sus clientes más implicados. Gfi, a través de su célula de innovación, realiza un trabajo de fondo tanto en la detección como en la elección de sus partners.

La innovación abierta implica los retos jurídicos, específicamente los de propiedad intelectual, que se deben tratar con gran consideración.

Una vez reconocida la idea, es el turno del Comité de Financiación, que debe decidir si se trata de una oportunidad para invertir los fondos necesarios para una prueba de concepto. A fin de juzgar la viabilidad de un proyecto, el Laboratorio de Innovación se encarga de realizar las maquetas, probar la idea y el concepto y de crear un expediente funcional y técnico. Si los resultados son concluyentes, corresponde al centro de servicios de Innovación proceder a la industrialización del producto. Los Servicios Comerciales y el Departamento de Marketing de Gfi se encargarán finalmente de lanzar la solución al mercado. El éxito comercial se basa principalmente en la importancia del trabajo de colaboración con los partners industriales, como lo muestran los ejemplos que os mostramos a continuación:

Innovaciones probadas

Company Hub es uno de nuestros mejores ejemplos, ya que se basa en la complementariedad de tres actores del sector digital: Nokia, Microsoft y Gfi. O dicho de otra forma, unos terminales de gran calidad asociados a una tecnología poderosa y una oferta completa de servicios. Este portal de acceso al sistema de información de una empresa para sus empleados ha obtenido un éxito innegable respecto a las nuevas prácticas al trabajo. Empresas que no apostaban por el teletrabajo hace dos años reconocen hoy su eficacia.

City Hub, el portal dedicado a las administraciones territoriales y ciudadanos, según el mismo esquema de accesibilidad que Company Hub, ofrece tal vez un ejemplo aún más tangible de las capacidades de investigación y de anticipación de los equipos de innovación. Gfi detectó con anticipación las necesidades crecientes de interconectividad de las ciudades.

BI2BI también es una solución poderosa nacida del proceso de innovación de Gfi. Cuando las nuevas soluciones de BI aparecieron, y con ellas análisis predictivos de negocio accesibles, Gfi de nuevo se anticipó a las dificultades de migración que esto genera. Destinada a facilitar y a acelerar la migración de una solución de BI a otra, BI2BI responde a las problemáticas encontradas por las empresas que desean beneficiarse de los avances en BI, sin que la migración se transforme en travesía por el desierto.

Artículos relacionados

Compartir